¿CUÁNDO EMPIEZA EL AMOR?

Un noviazgo no es un mero enamoramiento, un juego, ni un  sentimiento. Un noviazgo es una prueba de amor, de libertad, de negación, de entrega, de lucha, de voluntad. Es una decisión. Y resulta que cuando uno dice sí, un sí de valientes, debe ser consciente de lo que elige, y por qué lo hace, no dando la sensación que escoge renunciando a algo, sino que opta eligiendo lo mejor, por la mejor.

 Las matemáticas se aprenden en clase antes de un examen, el noviazgo no tiene entrenamientos, requiere fortaleza y templanza, requiere ejercitar todos los días esos valores que te harán feliz en el mismo terreno de juego.

 La  vida es una constante lucha entre lo que uno debe y lo que uno quiere. Siempre habrán momentos difíciles, ganas de cambiar las cartas, nada es como en las películas, las tentaciones vendrán, los miedos, lo errores aparecerán y no pasa nada. ¡Cuida, cuida mucho, quiérela!

Si por diferentes motivos hay que dejar de conocerse en tu noviazgo, hazlo, pero sin rencor, con el mismo amor que llegaste toca irse. Y lo más difícil: se agradecido aunque ya no sea tu destino.

 Siempre sabemos lo que queremos pero, ¿elegir una opción distinta por deber nos hace menos libres, o por el contrario nos humaniza más? ¿Quién es más libre aquel que mira la libertad de frente y elige libremente o el que está atado a vicios y pasiones que no sabe controlar? ¿Por qué tanto miedo al compromiso? ¿Por qué siempre se dejan ventanas medio abiertas por si acaso? ¿Ese es el amor egoista y egocentrista que queremos?

 Y es que vivimos en un mundo en el que nos importa muy poco la contaminación personal que cosechamos, nos importa nada la vida ajena mientras en la nuestra no falten quehaceres y placeres a doquier. Vivimos al segundo, cultivando la cultura del “me apetece”, “lo quiero”, “si los dos queremos…”.

No entendemos la limitación, el sufrimiento, la negación como algo humanizador y positivo, como un regalo maravilloso que nos ayuda a crecer y ser fuertes.

Palabras que encasillamos en un rincón de nuestra pobre y perversa mente como términos a rechazar, como expresiones que no merecen ni la oportunidad de ser escuchadas.

¡Si no eres feliz con lo que tienes, jamás serás feliz con lo que te “falta”!

 Es fácil amar, ser justos, prudentes, cuando no hay olas, pero que difícil resulta navegar con una mar embravecida que no deja de golpear.

¿Cuándo empieza el amor? Precisamente cuando no hay motivos para amar. Igual que la paciencia y otras virtudes.

 La deslealtad, la falta de entrega, de atención, el no descuidar una relación, marca a cada persona comparándola con la miseria de la vida, convirtiendo a ese ser en un personaje solitario y despreciable. La falta de lealtad es una de las mayores causas del fracaso de cada camino individual. Es la injusticia de tratar a tu ser querido, la persona que te eligió, con la ironía del aparente “caso” y la real huida con el insulto de ignorarlo. Ese aprovechamiento ruin y miserable conduce a lo más perverso del ser humano, destroza la dignidad y nos convierte en cabestros y aprendices del mal, conduciéndonos a la larga, cuando dejemos de ser moneda cambio, a la más triste y apagada soledad. Después nos lamentamos, cuando la soledad nos atrapa. Maquinas programadas para el desastre, la destrucción, porque el egoísmo ni come ni deja comer.

Vuela, vuela alto, cuando cerca tuyo tengas reptiles, ellos con esa actitud jamás podrán volar. ¡Vuela, no te detengas, con dolor, pero márchate!

 Una novia es un regalo del cielo, que merece un hombre que la cuide, que sepa pedir perdón, que luche por ella y la comprenda, que la respete delante suyo y a sus espaldas, no solo de palabra, sino también de vista, con gestos, regalándole todos los días ese: Eres exclusiva y única. Día a día, en todas las circunstancias y momentos hay que alimentar el amor.

Una novia es un ángel que Dios puso en nuestro camino, no es un capricho de usar y tirar, es un alma libre a la que estamos obligados a cuidar, respetar y potenciar. Es la persona a la que tienes que mirar todos los días y enamorarla.

Javier Pacheco Doria

Etiquetado , , ,

8 pensamientos en “¿CUÁNDO EMPIEZA EL AMOR?

  1. marga rovira camp dice:

    Seria bueno que todos las parejas que deciden vivir juntos, y PROVAR la convivencia que tal les ba antes del matrimonio, se sentaran y leyesen este comentario de Xavier, entendieran bien lo que leen, y sino buscaran ayuda que les expliquen el sentido de amar y ser amado sin miedos al compromiso y entonces volvieran a plantearse el ir s vivir juntos a ver que pasa…. O plantearse el Matrimonio con ilusión,

  2. Higinio Torras dice:

    Genial Javi, me a gustado mucho. Lo importante ahora es conseguir que “capten” el mensaje….
    se lo he enviado a mi hija de 16 años, espero que el entorno, las hormonas, la adolescencia, etc… no lo enturbie.
    Gracias
    Higinio

    • Gracias a vosotros por comentar.
      Efectivamente para que se pueda captar el mensaje es preciso mucho ejemplo.
      No hay que tener miedo a las hormonas, a la adolescencia, el trabajo previo impecable como padres ya lo habéis hecho.
      Todos tenemos esa parte “animal” que debemos controlar, a todos en ocasiones nos puede apetecer según que cosas pero…”Un no porque te quiero es mil veces mas bonito que un si porque me apetece”….
      Dado que ese sí no piensa en el bienestar del otro, es un si basado en el propio placer y no en el respeto al de enfrente, y cuesta, pero no hay reto feliz sin negación, mortificación y mucho esfuerzo. Yo también soy de carne y hueso, con mil limitaciones, pero mirar a la otra persona a los ojos y respetarla es el mejor regalo que se puede hacer!!!gracias!!!

  3. CristinaRRojas dice:

    Me parece muy razonable todo lo que has escrito y por ello pienso igual.
    Pero sinceramente, esto caerá en saco roto.
    Esto, que antes era lo normal, decidir que las personas no son de usar y tirar, que la fidelidad era algo más que importarte y en absoluto un suplicio, esto ahora parece de otro planeta. Hoy en día lo normal, es todo lo contrario, ya que no hay relación sin fecha de caducidad y en su mayoría con cornamenta de regalo.
    Es una pena, pero es la verdad, y esta sociedad ya no tiene enmienda…

    • Cristina:
      No puedo estar más de acuerdo contigo, precisamente por ello escribí este post.
      Las palabras y las teorías se las lleva el viento, los impulsos primarios parecen haber ganado la batalla a lo que sería normal.
      Los que consideramos que la fidelidad es primordial sabemos que conlleva lucha y que es fundamental saber escoger muy bien porque esta exclusividad escasea.
      Tu hablas de lo que es normal. Que una sociedad en su mayoría sea de una determinada manera no significa que eso sea lo normal, sino lo habitual, dado que el consenso social puede, como en este caso estar más que equivocado.
      Que decirte sin que caiga en saco roto…al lujo le pasa precisamente lo mismo, pocos son los afortunados que logran alcanzarlo. Sois un lujo!!!

  4. Marisa García Segura dice:

    Vaya articulazo. !! Conclusión compromiso y veracidad. Que palabras más bonitas.
    Que buena gente, listo, sensato, sensible, mucho q aprender, mucho q escuchar. Especial, generoso y c alma. Y encima guapo (viene de familia). Rompieron el molde.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: