Archivos Mensuales: octubre 2015

LA CULPA ES TUYA, ESPABILA

Quién, dónde y cuándo nos preguntamos soñando. Cientos de porqués que esperan respuesta, pocos paraqués que den significado.

Fue él o ella gritamos para justificarnos, escasos “yo” susurramos para curarnos. Deja de mirar a tu alrededor y, si señalas, en ti te encontrarás.

Siempre buscamos que nos digan: “no te mereces que te hagan sufrir”. Pero pocas veces nos advierten: “no hagas daño, no utilices, no hagas sufrir” ¡Tú, no los demás!

Hablamos para sentenciar, murmuramos para criticar, y es entonces donde nos quejamos para remediar.

Suplicamos amor y ofrecemos banalidad. Respiramos sensación sin importar lo racional. Reímos sin felicidad viajando sin pestañear atentos a lo irracional.

Todo tiene que ser ahora y ya, e irremediablemente nace la frustración. Vivimos de sueños y no de realidades. Cuidamos poco,muy poco, cuando se trata de terceras personas.

Confundimos significados buscándolos en lugares equivocados.

Te encontré decimos sin saber lo que es, te querré regalamos sin valorar la importancia del significado.

Restamos importancia al cuidado del alma, potenciamos en máquinas artificiales nuestra apariencia exterior. Sufrimos para aparentar sin saber llorar para conquistar.

Sobrevivimos sin saber vivir, morimos antes de morir. Envidiamos para lucir, lucimos para morir.

Ayer y mañana ocupan nuestro hoy. Bebemos para celebrar pero también para lamentar.

Reclamamos derechos sin importar nuestros deberes. Nos enamora más un culo que un cerebro. Estudiamos para ocupar, no para servir, confundimos la realidad, nos engañamos para aliviar.

Miles de años buscando significados a muchas de estas palabras huérfanas de verdad. Las amoldamos a los tiempos sin respetar su esencia, olvidamos su aroma por pereza a luchar. Sociedad que huye del compromiso soñando que siempre puede haber algo mejor. 

Deja de lamentar y ponte a luchar. Quién sino tú para empezar a cambiar, quién sino tú para lograr entender. Quién sino tú para empezar a espabilar.

Javier Pacheco Doria

Etiquetado , ,

YO SOY “ESPANYOL”

Hoy 12 de Octubre es Fiesta Nacional. ¡Feliz día de la Hispanidad! Que nadie se lleve las manos a la cabeza, por dios, por un día que uno puede sentirse orgulloso de ser parte de esta gran nación.
Provocador, facha ¿quién da más?. Resulta que decir España en Cataluña o, celebrar algo que sería normal, se ha convertido en una tarea que requiere justificación, explicación, y como te falten elementos, debas pedir hasta perdón. 

¿Perdón? Eso digo yo…

Aquí se celebra todo pero como digas alguna palabra relacionada con el resto del Estado sea casi motivo de confesión. Esto del “seny” ¿qué carajo es?

Hoy en casa comentaba así como el que suelta una mala nota, en voz tenue y de pasada, que me encantaría solo hoy poner unos minutitos la bandera nacional en mi balcón, bueno, bueno, bueno… la respuesta ha sido: que quieres que nos destrocen las ventanas, ¡ni se te ocurra!. 

Coño, sin perdón, como si dijera que voy a tirarme de un quinto piso…

¿Miedo? ¡Eso es! Miedo a lo irracional, menos a la hora de votar donde esa minoría silenciosa demostró que a pesar de no poder opinar en la calle, de no hacer tanto ruido, hablamos alto y claro el pasado día 27 y que también llenaríamos una y mil calles con otros colores, si nos dejaran…personas que cada vez nos importan menos las banderas y más las personas. Es cierto, hoy tenía unas pocas ganas de sacar la bandera, pero solo hubiera sido unos segundos para celebrar que vivimos en un país con gente maravillosa y divertida. Desde gente con coleta y pelo lavado en aceite, déspota como el que mas, que se permite el lujo de decir lo que le sale de los mismísimos, pasando por políticos con camisetas oscuras, puño en alto, retando y pidiendo la desobediencia al Estado, hasta gente con corbata que roba con guante blanco. ¡Pero si Miliki se queda corto para definir la apariencia de este país!
Y decía lo de gente maravillosa porque España es mil veces más que toda la bazofia que estamos acostumbrados a ver y a escuchar. España es un país con gente silenciosa que lo hace enorme y por la que merece celebrar un día como hoy. Y como sabéis el silencio comunica más que cualquier palabra.

¡Hoy me siento ESPANYOL!
Javi Pacheco Doria