Archivo de la etiqueta: aborto

SEÑOR RAJOY

Con este escrito no pretendo hacer reír dado que la situación es para llorar. Sobran presentaciones dado que esto es público y el remitente aparece en el blog, sin embargo a usted pensábamos que lo conocíamos y hoy muchos le desconocemos.

Quiero que le haga llegar a sus asesores que prohibir abortar quizá le quitaría algún voto que otro, y repito prohibir en su totalidad, no modificar una ley y poner otra de plazos, que sería más de lo mismo, y conllevaría no haber entendido algo tan sencillo como el derecho a la vida. Se le olvida a sus estrategas que también pueden perder votos con las medidas adoptadas.

Una prohibición positiva que salvaría millones de vidas que tanto usted como el remitente sabemos que lo son. También está prohibido matar a un humano más desarrollado o cometer delitos de otra índole y la sociedad en el fondo lo agradece. A veces prohibir algo resulta que salva vidas, ¿es curioso verdad?

Y si tan importante es la unanimidad de pensamiento en un partido, o a la hora de votar una determinada ley, ¿para qué queremos mantener a tantos diputados si tampoco van a poder votar algo diferente? con un par de ellos bastaría y nos ahorraríamos un buen dinero.

Si fuera por consenso social, dado que eso es lo más importante, no pregunte a la sociedad que es lo que haría con sus representantes políticos porque estoy convencido que ese consenso no le gustaría. Y usted sabe que el consenso social puede estar equivocado…

No nos mienta más. Ya sé que usted en su posesión de la verdad y con toda la información que maneja tendría mil motivos para justificarlo todo. Muchos le dimos mayoría absoluta para que gobernara tranquilo, para que pudiera aplicar su programa sin la necesidad de que se lo bloquearan, y ahora resulta que justo en este tema quieren consenso cuando no lo han querido nunca. ¿Se imagina sí hubieran preguntado o hubiera sacado estudios sobre lo que pensaba el ciudadano sobre la subida del IVA? no creo que ese consenso le hubiera dado la razón.

Hay muchas cosas curiosas y para llorar repito, pero me resulta extraño tanta falta de coherencia porque para algunas cosas la ley y lo escrito es intocable y para otras si lo escribí no me acuerdo.

No sé a qué espera para calmar las aguas en mi tierra, Catalunya, no sé a qué viene el imprudente silencio, o sus pletóricas frases hechas, porque ya le adelanto que si a Mas se le ha ido de las manos a usted se le va a ir dentro de poco también. No sólo basta contestar con recursos…No es tan importante lo dicho como lo trasmitido…

Unas instituciones lentas, muy lentas, terriblemente politizadas. Un Tribunal Constitucional que tarda años en contestar recursos que requieren rapidez. De nada sirve poner un recurso de inconstitucionalidad a una ley y que pasados 5 años todavía no se haya pronunciado al respecto, dado que durante esos cinco años esa ley se sigue aplicando. Eso sí, para la ley de consultas bien que se contestará rápido, pero para la ley del aborto del pasado gobierno ni “mú” todavía.

Señor Rajoy desde la sensatez que sé que entre su mirada esconde defienda la vida en toda sus etapas, la familia tradicional, la muerte natural, la complicidad y diálogo entre culturas dentro de nuestra cultura común. No se refugie únicamente en los manuales de derecho y las leyes para contestar, en las encuestas,  sea más cercano y coherente. Y ya que mantenemos todas las televisiones públicas y todas son la ruina utilícenlas para generar política en mayúsculas, digo yo no sé.

Para terminar señor Rajoy me siento estafado por haber confiado mi voto a un político que le ha compensado más un voto que una vida. Me siento estafado y avergonzado por vivir en un lugar llamado mundo en donde defender lo justo se considera anticuado y es motivo de descalificación,  como si la veracidad o bondad de las cosas las estableciera ese consenso del que hablábamos. Matar estaba mal antes, está mal ahora y estará mal siempre.

 
Javier Pacheco Doria

Etiquetado , , , ,

ME DECLARO INDEPENDIENTE

Antes de empezar a escribir me pregunto: ¿Qué estamos haciendo con nosotros, nuestro entorno, nuestro país? Me cuesta contestarme, concentrarme, son muchos los títeres, comentarios y acciones fuera de toda lógica. Me duele y molesta contemplar tanto interés, tan poco compromiso y tanto inútil concentrado en tan pocos metros cuadrados.

España era un país serio, o por lo menos lo parecía, y la imagen que estamos ofreciendo a todos los niveles clama al cielo.

Desde Catalunya se llama a la desobediencia civil desde las propias instituciones y aquí no pasa nada,  el gobierno en su soberbia prepotencia contesta, cuando quiere, con argumentos racionales a un problema que es pasional, por lo tanto nada que hacer. Si el independentismo estaba muerto y ellos solitos han contribuido con su silencio y “no” por defecto a tal creciente barbaridad. No quiero imaginarme si yo en uso de mi “libertad” me declaro independiente y decido que va a pagar impuestos la vecina, por aquello de obedecer a quién llama a tal desobediencia. Lamentable que se obligue a cumplir la ley hasta el extremo y se haga pedagogía para saltársela…

Televisiones públicas que pierden dinero a espuertas por lo menos podrían utilizarse para generar debates constructivos y positivos para mostrar realmente a los ciudadanos todas las posturas de una manera abierta.

Un partido como Podemos que a día de hoy sería la tercera fuerza política prometiendo lo que la gente desea escuchar y cuyo programa es imposible de cumplir siendo inviable económicamente. Y entonces… ¿Para qué están esos programas? ¿Para manipular y mentir? (todos los partidos) ¿No tendrían que estar justificados y con estudios sobre su viabilidad? Para no hablar de sus ideales comunistas que coartan libertades apoyando públicamente a personajes que en sus mandatos han matado por pensar diferente.

Un nuevo partido socialista progre, vestido de modernidad y proletariado que hace campaña para implantar nuevos modelos de familia, ¿estamos de broma? Acabarán reconociendo con tanto libertinaje la familia formada por hombre animal por su alto grado de fidelidad…Al fin y al cabo si lo pensamos bien un perro al llegar a casa siempre viene a recibirte a la puerta, se alegra cuando te ve y de lo feliz que es no para de mover la “cola”…

Unos socialistas que defienden a  los animales, cosa que debe hacerse dicho sea de paso,  pero al mismo tiempo apuestan por matar a seres indefensos como los concebidos pero no nacidos. Además, para más inri quieren implantar la muerte digna, morir dignamente es otra cosa cachondos.

Para seguir…unos asesores del gobierno que les aconsejan retirar la nueva ley del aborto por meros cálculos electorales, ¿hola? Que eso se hiciera sobre una ley de impuestos pues lo entendería pero estamos hablando de seguir aprobando el mayor, cruel y cobarde genocidio de las últimas décadas.

Sinceramente una independencia a lo grande bien planteada no sería mala opción para construir en otro lugar un estado dependiente del sentido común, del compromiso al bien común, de servicio a los demás, fundamentada en muchas menos leyes y muchos más valores que garantizasen sinceramente los verdaderos derechos y obligaciones que nos corresponden por el mero hecho de ser personas.

Javier Pacheco Doria

Etiquetado , , ,

UNA LEY DEL ABORTO EN CONTRA DE LA VIDA

Sí se puede gobernar con ideales y valores, de hecho la sociedad los necesita, los grita y clama, pero ni sabe encontrarlos, ni definirlos, ni defenderlos. Mejoremos aquellos que defendemos la vida nuestra comunicación, nuestros argumentos, y que la sociedad entienda que no vamos en contra de ella sino todo lo contrario, caminamos junto a ella, a su favor. Que vean en nuestros argumentos herramientas de respeto, que vean coherencia de vida.

Lo peor de esta ley es que ni se define lo que el gobierno entiende por malformación.

¿Malformación fetal causa para matar? Soy de los que piensa que cada uno de nosotros debemos ser respetados, cuidados y queridos por lo que somos y no por lo que el entorno nos dice que tenemos que ser y hacer. Precisamente gracias a esas diferencias personales, culturales, físicas y psíquicas somos “ricos”… Yo me pregunto ¿Un malformado no es aquel que decide sobre la vida de otros hasta el punto de negarle el derecho de vivir? ¿Quién es un malformado? ¿Un ser humano que nace sin piernas o con cualquier otra enfermedad? Para mí un “mal-formado” es aquel que no cuida y respeta las diferencias, que no custodia  a los demás, especialmente a los más necesitados, que no integra todas las sensibilidades, que concibe el defecto físico o psíquico como causa para matar y no para integrar. Pero sin embargo a ese “mal-formado” le quiero y aprendo de él, porque me enriquece, porque es así, y jamás justificaría que atentaran contra su vida, contra su libertad personal, y solo puedo respetarlo y admirarlo por lo que él libremente ha decidido ser.

¿Qué maldad existe en una persona con una anomalía física o psíquica? ¿O quizá en términos económicos es un lastre para nuestra pobre, ruin y vacía sociedad del “bienestar”?. Una sociedad llena de complejos, una sociedad que juzga terriblemente, entrando a matar literalmente, que anula las diferencias en lugar de respetarlas, que entiende la libertad como aquella actividad de poder hacer y deshacer sobre la vida de los demás.

Una sociedad que proyecta inseguridades personales en los demás, que juzga en base a titulares, que no escucha ni tiene intención de hacerlo. Una ley que niega el derecho fundamental a la vida que de manera indirecta dice quién es digno o no de nacer, una ley que mata sin dar la cara, una ley mala muy mala.

Qué maravilla seria tener una sociedad que en lugar de legislar tanto nos fomentara desde pequeños la importancia de la formación personal, del respeto  a la opinión contraria, de la negación como algo enriquecedor y no como límites a nuestra libertad.

De la importancia de opinar con parámetros formados habiendo profundizado en lo que se va a establecer como “cierto”, y teniendo la humildad de reconocer, en el caso de estar equivocados nuestro error, de lo contrario, ¿Cuántas veces leemos solo aquello que queremos escuchar, o juzgamos por meras suposiciones sin tener en cuenta las consecuencias de nuestros juicios?

Esta ley hace mucho daño precisamente por no tener la valentía de defender algo vital como es la vida. ¿Se es más libre por entender como libertad tener el derecho a matar?

Un avance sin valores es un retroceso sin control.

Una fórmula sencilla: HOMBRES BUENOS, CONDUCTAS BUENAS = LEYES BUENAS

Javier Pacheco Doria

Etiquetado ,

EL ABORTO: UNA ALTERNATIVA COBARDE

Estos últimos días se ha estado hablando mucho sobre el aborto y la nueva propuesta de ley que quiere llevar a cabo el Gobierno. Tema ya muy tratado y hablado, sin embargo para analizarlo en justicia deberíamos partir de puntos de encuentro, abandonando posturas partidistas que respondan únicamente a intereses particulares.

Estaremos de acuerdo que por encima de lo que nos conviene en cada momento  hay una realidad, y nuestra obligación debería buscarla y actuar en consecuencia. No cabe duda que todos los que opinamos, con una postura u otra, hemos nacido. Todos nosotros  tenemos la misma dignidad independientemente de nuestra edad. Al mismo tiempo, en algún momento nuestra vida comenzó a formarse, de haberse interrumpido, tampoco estaríamos opinando.

Es evidente también que aun pudiéndose abortar con unos meses de embarazo, ese nuevo ser humano independiente a nuestros intereses, está en fase de formación, por lo tanto no debiera ser motivo de desencuentro entender que aun tenga unas semanas, un mes, o nueve meses, forma parte de la evolución natural de todo ser humano. Ya pueden haber leyes que permitan según qué cosas, pero la veracidad de las mismas no las estable el consenso social, dado que este puede estar equivocado. Que un país por ley  diga que ciertas actitudes contra la mujer sean legales no significa que eso sea lo correcto por ejemplo. Por lo tanto el consenso social no convierte en positivo algo intrínsecamente perverso.

Todos defenderemos que cada uno de nosotros somos seres humanos únicos y libres, y que nadie debiera tener la potestad de decidir si somos o no dignos de nacer, de vivir y mucho menos cuando no podemos defendernos. Proteger al más débil, al indefenso, es lo justo, aunque haya actitudes cobardes que aprovechen esa vulnerabilidad para justificar y calmar su conciencia. Es evidente que cuanto más pequeño es algo menos reparo da pisarlo, que siempre acabamos defendiendo nuestros quehaceres en defensa de algo que creemos mayor, que justificamos todas y cada una de nuestras actitudes, cuando lo sensato debiera ser  tener la valentía y responsabilidad de buscar lo que es correcto y defenderlo en consecuencia.

El regalo de tener un hijo no es un derecho, como tampoco lo es la salud, son bienes que se tienen o no tienen.  Cuántas veces hemos escuchado desde diferentes movimientos la siguiente frase: “es mi cuerpo y yo decido”.  Una cosa es que el cuerpo sea de la mujer, y otra muy diferente es que el embrión sea el cuerpo de la madre. De los 46 cromosomas del embrión solo 23 son de la madre y ni siquiera el grupo sanguíneo es el mismo que el de ella. Se podría considerar biológicamente un cuerpo extraño que por un milagro inmunológico no es rechazado. Se entiende por lo tanto que el embrión es un ser distinto de la madre y ésta  le da cobertura, alimentación y PROTECCIÓN.

Un derecho o una sociedad que justifica y decide sobre la vida de terceros, ni es derecho, ni es sociedad. Una sociedad que defiende su libertad pisando la de otros no es libre, sino esclava de vicios y libertinajes que acaban en la más absoluta soledad.

Lo que parece un avance en son de un irracional uso de nuestra libertad es un retroceso sin control.

Javi Pacheco Doria

Etiquetado ,