Archivo de la etiqueta: Cataluña

SR. MAS:

Hoy mientras caminaba por la ciudad me sentía orgulloso de pertenecer a esta tierra, a esta ciudad, y de haber nacido en Barcelona.

He de decirle que me siento orgulloso de ser catalán y leo declaraciones suyas y de sus compatriotas y no dejo de sorprenderme.

Me atrapa el grado de cinismo y el juego tan peligroso al que está sometiendo a Cataluña. Sea cual sea el resultado, la derrota y odio, están asegurados.

No olvide que usted obliga a cumplir la ley, sangra con impuestos a la ciudadanía, y sin embargo hace pedagogía para saltarse la ley argumentando defensa propia. ¿Se puede ser más imprudente? Le remito mi intención de no volver a pagar un impuesto en Catalunya  por defensa propia entendiendo, que al pagar más impuestos que muchos otros catalanes, no me gusta que me saqueen y me encantaría que mi barrio se independizara del resto de catalanes que contribuyen menos.

No quiero hablar de lo mal gestionado que está el presidente del gobierno que entiende que al hecho negativo cuanto menos lo alimentes antes morirá, y en este caso no ha funcionado, ni funcionará. Basta que llegue el día que se conteste con contundencia en la que usted le encantará aparecer cual Napoleón al frente del batallón, con alguna herida de sangre, fruto de un arañazo fortuito, a consecuencia de peinar su tupé seguramente, que le elevaría a los altares de las bibliotecas Nacionales como un autentico, iba a decir héroe, pero ya sabe lo que pienso.

Tampoco es hora de hablar de corrupción, y repudio toda corrupción, material y moral,  porque sabe que parte de esta deriva es una estrategia para tapar y argumentar falazmente una emboscada traidora por parte del resto de España. Sabe, tan bien como yo, que movilizar sentimientos y generar lo que usted ha forjado en la mente de los catalanes, de algunos, es suficiente para acallar cualquier otro asunto. Sabe tan bien como yo, que su partido junto con el despacho de abogados del Sr. Roca, y sé lo que digo, gestionaban comisiones en negro, en maletines que tenían destino bolsillos afines a su persona durante muchísimos años. Sabe, tan bien como yo, que usted lo sabía. Y nunca olvide que usted se debe al total de los catalanes, voten o no le voten, que su coche oficial y maletín lo han pagado todos  los catalanes con el sudor de su frente.

Me sorprende el grado de mala educación de la que usted alardea.  Se trabajó mucho para instaurar la democracia y el estado de derecho en nuestro país, para reconocer las diferentes culturas, pueblos, sentimientos,  se sufrió enormemente para que usted, bajo ese sistema que le protege, nos vacile, quiera saltárselo, y nos trate como auténticos imbéciles.

El trabajo del Rey y de la reina desde que ocuparon sus nuevas responsabilidades ha sido y es impecable. Se ha intentado por todos los medios acercar posturas, acudir mensualmente a nuestra tierra, intentar mediante discursos  proactivos, constructivos y positivos lograr un poco de sentido común. Tampoco se ha logrado. Su forma de pagarlo fue siendo cómplice de la pitada y humillación hacia unas personas, hacia un himno, que representan a 50 millones de personas. Su risa absurda y mala sin ningún gesto de compasión me alarmó, como me inquietan sus discursos victimistas, reactivos y destructivos. ¿Se imagina esa misma pitada al revés? ¿Qué pasaría?

Usted hablará del nacionalismo español, no confunda nacionalismo con patriotismo. El sentimiento español une pueblos, culturas, sentimientos, logros, penas y alegrías. El nacionalismo catalán no une, si desune, no suma, sino resta, no comparte, no valora, no es justo y genera confrontación. Vital diferencia.

Quisiera acabar esta carta diciéndole que no le aporto ningún elemento racional porque ante un problema irracional chocarían contra el muro de su indiferencia.

No estire tanto la cuerda e intente acercar posturas porque como se tengan que enfrentar “el burro” y “el toro” no sé quien tendrá más cojones.

Javier Pacheco Doria

Etiquetado , , ,

SEÑOR RAJOY

Con este escrito no pretendo hacer reír dado que la situación es para llorar. Sobran presentaciones dado que esto es público y el remitente aparece en el blog, sin embargo a usted pensábamos que lo conocíamos y hoy muchos le desconocemos.

Quiero que le haga llegar a sus asesores que prohibir abortar quizá le quitaría algún voto que otro, y repito prohibir en su totalidad, no modificar una ley y poner otra de plazos, que sería más de lo mismo, y conllevaría no haber entendido algo tan sencillo como el derecho a la vida. Se le olvida a sus estrategas que también pueden perder votos con las medidas adoptadas.

Una prohibición positiva que salvaría millones de vidas que tanto usted como el remitente sabemos que lo son. También está prohibido matar a un humano más desarrollado o cometer delitos de otra índole y la sociedad en el fondo lo agradece. A veces prohibir algo resulta que salva vidas, ¿es curioso verdad?

Y si tan importante es la unanimidad de pensamiento en un partido, o a la hora de votar una determinada ley, ¿para qué queremos mantener a tantos diputados si tampoco van a poder votar algo diferente? con un par de ellos bastaría y nos ahorraríamos un buen dinero.

Si fuera por consenso social, dado que eso es lo más importante, no pregunte a la sociedad que es lo que haría con sus representantes políticos porque estoy convencido que ese consenso no le gustaría. Y usted sabe que el consenso social puede estar equivocado…

No nos mienta más. Ya sé que usted en su posesión de la verdad y con toda la información que maneja tendría mil motivos para justificarlo todo. Muchos le dimos mayoría absoluta para que gobernara tranquilo, para que pudiera aplicar su programa sin la necesidad de que se lo bloquearan, y ahora resulta que justo en este tema quieren consenso cuando no lo han querido nunca. ¿Se imagina sí hubieran preguntado o hubiera sacado estudios sobre lo que pensaba el ciudadano sobre la subida del IVA? no creo que ese consenso le hubiera dado la razón.

Hay muchas cosas curiosas y para llorar repito, pero me resulta extraño tanta falta de coherencia porque para algunas cosas la ley y lo escrito es intocable y para otras si lo escribí no me acuerdo.

No sé a qué espera para calmar las aguas en mi tierra, Catalunya, no sé a qué viene el imprudente silencio, o sus pletóricas frases hechas, porque ya le adelanto que si a Mas se le ha ido de las manos a usted se le va a ir dentro de poco también. No sólo basta contestar con recursos…No es tan importante lo dicho como lo trasmitido…

Unas instituciones lentas, muy lentas, terriblemente politizadas. Un Tribunal Constitucional que tarda años en contestar recursos que requieren rapidez. De nada sirve poner un recurso de inconstitucionalidad a una ley y que pasados 5 años todavía no se haya pronunciado al respecto, dado que durante esos cinco años esa ley se sigue aplicando. Eso sí, para la ley de consultas bien que se contestará rápido, pero para la ley del aborto del pasado gobierno ni “mú” todavía.

Señor Rajoy desde la sensatez que sé que entre su mirada esconde defienda la vida en toda sus etapas, la familia tradicional, la muerte natural, la complicidad y diálogo entre culturas dentro de nuestra cultura común. No se refugie únicamente en los manuales de derecho y las leyes para contestar, en las encuestas,  sea más cercano y coherente. Y ya que mantenemos todas las televisiones públicas y todas son la ruina utilícenlas para generar política en mayúsculas, digo yo no sé.

Para terminar señor Rajoy me siento estafado por haber confiado mi voto a un político que le ha compensado más un voto que una vida. Me siento estafado y avergonzado por vivir en un lugar llamado mundo en donde defender lo justo se considera anticuado y es motivo de descalificación,  como si la veracidad o bondad de las cosas las estableciera ese consenso del que hablábamos. Matar estaba mal antes, está mal ahora y estará mal siempre.

 
Javier Pacheco Doria

Etiquetado , , , ,

ME DECLARO INDEPENDIENTE

Antes de empezar a escribir me pregunto: ¿Qué estamos haciendo con nosotros, nuestro entorno, nuestro país? Me cuesta contestarme, concentrarme, son muchos los títeres, comentarios y acciones fuera de toda lógica. Me duele y molesta contemplar tanto interés, tan poco compromiso y tanto inútil concentrado en tan pocos metros cuadrados.

España era un país serio, o por lo menos lo parecía, y la imagen que estamos ofreciendo a todos los niveles clama al cielo.

Desde Catalunya se llama a la desobediencia civil desde las propias instituciones y aquí no pasa nada,  el gobierno en su soberbia prepotencia contesta, cuando quiere, con argumentos racionales a un problema que es pasional, por lo tanto nada que hacer. Si el independentismo estaba muerto y ellos solitos han contribuido con su silencio y “no” por defecto a tal creciente barbaridad. No quiero imaginarme si yo en uso de mi “libertad” me declaro independiente y decido que va a pagar impuestos la vecina, por aquello de obedecer a quién llama a tal desobediencia. Lamentable que se obligue a cumplir la ley hasta el extremo y se haga pedagogía para saltársela…

Televisiones públicas que pierden dinero a espuertas por lo menos podrían utilizarse para generar debates constructivos y positivos para mostrar realmente a los ciudadanos todas las posturas de una manera abierta.

Un partido como Podemos que a día de hoy sería la tercera fuerza política prometiendo lo que la gente desea escuchar y cuyo programa es imposible de cumplir siendo inviable económicamente. Y entonces… ¿Para qué están esos programas? ¿Para manipular y mentir? (todos los partidos) ¿No tendrían que estar justificados y con estudios sobre su viabilidad? Para no hablar de sus ideales comunistas que coartan libertades apoyando públicamente a personajes que en sus mandatos han matado por pensar diferente.

Un nuevo partido socialista progre, vestido de modernidad y proletariado que hace campaña para implantar nuevos modelos de familia, ¿estamos de broma? Acabarán reconociendo con tanto libertinaje la familia formada por hombre animal por su alto grado de fidelidad…Al fin y al cabo si lo pensamos bien un perro al llegar a casa siempre viene a recibirte a la puerta, se alegra cuando te ve y de lo feliz que es no para de mover la “cola”…

Unos socialistas que defienden a  los animales, cosa que debe hacerse dicho sea de paso,  pero al mismo tiempo apuestan por matar a seres indefensos como los concebidos pero no nacidos. Además, para más inri quieren implantar la muerte digna, morir dignamente es otra cosa cachondos.

Para seguir…unos asesores del gobierno que les aconsejan retirar la nueva ley del aborto por meros cálculos electorales, ¿hola? Que eso se hiciera sobre una ley de impuestos pues lo entendería pero estamos hablando de seguir aprobando el mayor, cruel y cobarde genocidio de las últimas décadas.

Sinceramente una independencia a lo grande bien planteada no sería mala opción para construir en otro lugar un estado dependiente del sentido común, del compromiso al bien común, de servicio a los demás, fundamentada en muchas menos leyes y muchos más valores que garantizasen sinceramente los verdaderos derechos y obligaciones que nos corresponden por el mero hecho de ser personas.

Javier Pacheco Doria

Etiquetado , , ,

CATALUÑA Y ESPAÑA: LLAMADOS A ENTENDERSE

Todos hemos vivido momentos en los que  habremos experimentado la importancia de una correcta y eficaz comunicación, tanto en una relación profesional como personal.

Habilidades comunicativas en dónde saber escuchar juega un valor primordial, una posición que permite aconsejar, mejorar, unir, y poder repartir juego correctamente. Todo ello conlleva entrenamiento. Saber mirar, saber respetar y saber empatizar,  son el resultado de algo previo que permitirá un clima de confianza para una sincera y fructífera comunicación.

Es fundamental partir de la base que la posición contraria, no menos sabia, tiene sus razones, por ello desde el diálogo y la humildad se puede empezar a solucionar. Esa previa consiste en saber pedir perdón ante un error, en tener intención de mejorar, en luchar por unos valores de equipo que se alejen de absurdas individualidades y de un juego antideportivo que tanto daño hace.

El ejecutivo estatal y el catalán deben dar ejemplo por la enorme responsabilidad que ostentan.

Desde el momento que se cedió la competencia de educación a las diferentes comunidades autónomas de una misma realidad se crearon diversas historias. Una sociedad catalana que ha ido escuchando repetidamente que desde España nos roban, sin aportar debate inteligente, solo a base de mensajes envenenados que han manipulado la conciencia de sus ciudadanos. Y la culpa es de ambas partes.

Tenemos unos representantes políticos tan absolutamente irresponsables que si algo hay que cambiar urgentemente es precisamente el código penal para sancionar tanta barbaridad.

La lengua catalana hay que estudiarla y conocerla, pero no imponerla. Sin embargo si todos los catalanes hubieran recibido el mismo nivel de inglés que de catalán, idioma que no es un pijama para andar por casa, dicho sea de paso, a muchos nos hubieran hecho un favor a la hora de encontrar y progresar en un puesto de trabajo.

No tiene razón de ser actuar meramente por estímulos o motivos emocionales, la razón, el estudio de consecuencias o daños a terceros debieran ser considerados. No pasa nada por reconocer que uno no sabe de algo, la problemática florece cuando actuamos sin ese estudio previo, sin saber absolutamente nada racional sobre lo que defendemos.

No se escucha, se ataca, no se comprende, se humilla. Parece que la actitud negativa y pésima de unos se convierta en positiva al encontrar tanta mediocridad en nuestros representantes.

Una comunicación política en dónde las formas se pierden y  nadie parece querer entender al de enfrente.

Unos políticos  que obligan a cumplir la ley y ellos mismos incitan a no cumplirla, en ocasiones con declaraciones públicas que atentan contra el estado constitucional, contra toda lógica. Una pedagogía, una comunicación nefasta, cada día menos creíble, cada día más vergonzosa.

Ya es hora de una vez que den un poco de ejemplo, que estén a la altura de las circunstancias y que dejen de manipular y meternos en problemas que ni ellos sabrían solucionar.

JAVI PACHECO DORIA

Etiquetado , , ,