Archivo de la etiqueta: humildad

INGREDIENTES PARA TU FELICIDAD

No son frases bonitas, son fruto de haber caído muchas veces, de grandes equivocaciones, de historias que jamás hubiera pensado terminar…

1) VIVE, NO SOBREVIVAS

Vivir significa caminar por la vida con un calzado adecuado para cada situación pero siempre con las mismas piernas. Vivir significa entrenar aquellas actitudes positivas para convertirlas en grandes virtudes. Rechaza cualquier costumbre negativa o vicio que no puedas controlar. Eso no es ser libre, es ser un egoísta y poco inteligente. Disfruta de todas las etapas que la vida te regala, desde una puesta de sol hasta de una tormenta ruidosa y repleta de rayos. Sólo se puede valorar el placer del calor si antes has pasado frío de verdad.

Quéjate poco y sonríe mucho. Llora todo lo que necesites pero nunca dejes de caminar.
Lucha por lo que amas y quieres, siempre y cuando sea lo mejor, sino, retírate.
Quiere como los demás desean ser queridos, no como tú quieres querer.
Gestiona las crisis.

2) APRENDE A DECIR QUE NO, DOMÍNATE
Pregúntate antes de tomar una decisión si eso te hace crecer en dignidad, si es justa la decisión que tomas o por el contrario responde a un placer pasajero que te aleja de tu meta. Un NO a tiempo, a pesar de poderte apetecer, es un acto de valientes que te agrandará el corazón y te harán más exclusivo y mejor.

3) JAMÁS JUZGUES
No te corresponde por tu condición de ser humano juzgar. Respeta. Ten caridad. Piensa si ese juicio de valor que genera chismes puede ser gravemente injusto y hacer mucho daño a terceros. Si tuvieras esa información contrastada encuentra el momento para utilizar esos datos para ayudar. Si tu juicio no aporta nada positivo y solo genera rumor calla, es lo más prudente. Piensa que uno regala aquello que puede o tiene, si regalas juicios negativos estas ofreciendo y desvelando que lo que tienes es vacío y sin valor.

4) PIDE PERDÓN
Todos tropezamos, tomamos rutas equivocadas o cometemos errores. Reconoce errores y en la medida que puedas sincérate con él o ella y desde el corazón pide perdón. Sé agradecido y haz sentir a tus compañeros de viaje especiales y únicos. Humildad. Agacha la cabeza si es necesario, la vida te la levantará.
De nada te sirve ser orgulloso solo para desenmascarar tu debilidad. Acepta consejos y opiniones contrarias a las tuyas, no van en contra de ti, pueden ayudarte. Pide ayuda si es necesario, eso te hace enorme.

5) APRENDE A SUFRIR
Qué maravilloso es saber afrontar una caída, un fracaso por grande que sea. No olvides que Dios manda situaciones especiales a gente especial. Acepta la derrota, la enfermedad como un elemento propio de tu caminar, te hará ser un auténtico héroe. No tengas en cuenta las críticas destructivas, jamás te pongas a la altura de un inútil porque te ganarán por experiencia, ellos dominan lo de la inutilidad desde hace años…

6) TU CORAZÓN TAMBIÉN ES UN MÚSCULO
Único capaz de amar. Entrénalo. Aliméntalo. Encuentra y contesta a esas preguntas de la vida y actúa en consecuencia, aunque en un principio pueda parecer absurdo, no en boga o de moda…no te refugies bajo el techo de los conformistas y egoístas, del relativismo que por comodidad y conformidad no te ayudan a pensar. Sé un líder por tu condición y demuestra que hasta el consenso social puede estar equivocado.

7) CONFÍA EN DIOS
Padre, Protector, Creador. No tienes que ser ni siquiera cristiano, basta que estés vivo para alzar tu mirada al cielo y dedicarle minutos a quien te permitió ser un elegido para formar parte de este mundo. Tú eres un alma única e irrepetible y Dios un Padre que jamás dimite. Nunca es tarde para pedirle un abrazo y que le abraces. Este punto te dará La Paz que necesitas, inténtalo, ¡te digo yo que mola!

Y como molamos dale rienda suelta a tu creatividad y haz de tu caminar un auténtico viaje que merezca la pena compartir contigo. Esta forma de “hacer el amor” funciona.
Es un placer haber compartido contigo un trocito de mi viaje. Para mi eres un héroe.


Javier Pacheco Doria
Etiquetado , , , , ,