Archivo de la etiqueta: políticos

ME DECLARO INDEPENDIENTE

Antes de empezar a escribir me pregunto: ¿Qué estamos haciendo con nosotros, nuestro entorno, nuestro país? Me cuesta contestarme, concentrarme, son muchos los títeres, comentarios y acciones fuera de toda lógica. Me duele y molesta contemplar tanto interés, tan poco compromiso y tanto inútil concentrado en tan pocos metros cuadrados.

España era un país serio, o por lo menos lo parecía, y la imagen que estamos ofreciendo a todos los niveles clama al cielo.

Desde Catalunya se llama a la desobediencia civil desde las propias instituciones y aquí no pasa nada,  el gobierno en su soberbia prepotencia contesta, cuando quiere, con argumentos racionales a un problema que es pasional, por lo tanto nada que hacer. Si el independentismo estaba muerto y ellos solitos han contribuido con su silencio y “no” por defecto a tal creciente barbaridad. No quiero imaginarme si yo en uso de mi “libertad” me declaro independiente y decido que va a pagar impuestos la vecina, por aquello de obedecer a quién llama a tal desobediencia. Lamentable que se obligue a cumplir la ley hasta el extremo y se haga pedagogía para saltársela…

Televisiones públicas que pierden dinero a espuertas por lo menos podrían utilizarse para generar debates constructivos y positivos para mostrar realmente a los ciudadanos todas las posturas de una manera abierta.

Un partido como Podemos que a día de hoy sería la tercera fuerza política prometiendo lo que la gente desea escuchar y cuyo programa es imposible de cumplir siendo inviable económicamente. Y entonces… ¿Para qué están esos programas? ¿Para manipular y mentir? (todos los partidos) ¿No tendrían que estar justificados y con estudios sobre su viabilidad? Para no hablar de sus ideales comunistas que coartan libertades apoyando públicamente a personajes que en sus mandatos han matado por pensar diferente.

Un nuevo partido socialista progre, vestido de modernidad y proletariado que hace campaña para implantar nuevos modelos de familia, ¿estamos de broma? Acabarán reconociendo con tanto libertinaje la familia formada por hombre animal por su alto grado de fidelidad…Al fin y al cabo si lo pensamos bien un perro al llegar a casa siempre viene a recibirte a la puerta, se alegra cuando te ve y de lo feliz que es no para de mover la “cola”…

Unos socialistas que defienden a  los animales, cosa que debe hacerse dicho sea de paso,  pero al mismo tiempo apuestan por matar a seres indefensos como los concebidos pero no nacidos. Además, para más inri quieren implantar la muerte digna, morir dignamente es otra cosa cachondos.

Para seguir…unos asesores del gobierno que les aconsejan retirar la nueva ley del aborto por meros cálculos electorales, ¿hola? Que eso se hiciera sobre una ley de impuestos pues lo entendería pero estamos hablando de seguir aprobando el mayor, cruel y cobarde genocidio de las últimas décadas.

Sinceramente una independencia a lo grande bien planteada no sería mala opción para construir en otro lugar un estado dependiente del sentido común, del compromiso al bien común, de servicio a los demás, fundamentada en muchas menos leyes y muchos más valores que garantizasen sinceramente los verdaderos derechos y obligaciones que nos corresponden por el mero hecho de ser personas.

Javier Pacheco Doria

Etiquetado , , ,

¿PREGUNTAR ANTES DE VOTAR?

Todos estaremos de acuerdo que gestionar un país requiere de representantes que acrediten que son capaces por su trayectoria y profesionalidad de enfrentarse a tal responsabilidad.

Estaremos de acuerdo también que los representados tenemos que estar informados para que nuestro voto juicioso contribuya a formar un gobierno que garantice el buen progreso de nuestro país. No es lógico que ensalzando la democracia accedan a cargos con tanta responsabilidad cualquier tipo de ciudadano. Y eso no es un ejercicio antidemocrático, sino una argumento que defiende precisamente una democracia más justa y mucho más sana.

En mi caso por mucho que quiera ser un profesional olímpico no reúno las condiciones para serlo, y de acceder a tal puesto flaco favor haría a mi país, y si salgo elegido porque me sé vender muy bien, estaría engañando, y las consecuencias las pagarían casi cincuenta millones de personas.

¿Todas las opiniones son respetables? Por supuesto, nadie lo pone en duda. Pero no todas debieran ser igual de vinculantes. Imaginemos que sobre un tema eléctrico se encuentran dos personas. Uno de ellos electricista y experto en la materia y otro ciudadano publicista de reconocido prestigio. Es evidente que el electricista por su trayectoria y sabiduría debiera tenerse más en cuenta su reflexión o conclusión que la del otro ciudadano, que no menos respetable, no domina la cuestión planteada. Es un ejercicio de prudencia y bien común reconocer que no todo el mundo sabe de todo y no por ello hay que sentirse excluido. Es más, cuanto más formada esté esa persona mejores consecuencias tendrá sus acciones para el conjunto.

No es menos cierto que solemos opinar sobre muchos temas y defendemos posturas y muchas veces no dominamos la materia, o nos dejamos llevar por nuestros intereses o ciertos titulares, y sin quererlo caemos repetidamente en graves injusticias. Nos manifestamos sobre una determinada medida con información parcial, pero… ¿cuántos nos hemos leído una ley o leídos diferentes medios de comunicación? Sería lo mínimo para ser justos y responsables a la hora de establecer juicios de valor absolutos.

Al votar tampoco somos conscientes de nuestra responsabilidad, y así nos va, es por ello que planteo la siguiente cuestión: ¿Sería justo y una buena solución,  antes de ejercer el voto, que todos los ciudadanos contestarán a preguntas básicas de cultura, historia o funcionamiento de un estado, para poder ejercer responsablemente el voto? ¿Es justo que un ciudadano que no sepa cómo se llama la vicepresidenta, o cuantas comunidades autónomas hay, pueda elegir un buen representante para la buena gestión de su país?

No parte de una premisa excluyente porque todos los ciudadanos deberían de contestar. Estamos escuchando continuamente casos de despilfarro alarmantes en todas las administraciones, desde locales a estatales. La gran mayoría de empresas públicas en la ruina. Las cajas de ahorro, todas con representantes políticos, con inyecciones millonarias, por su patética gestión, y paralelamente gente estafada y en el peor de los casos pasando hambre. Recordar que los grandes bancos, todos gestionados por expertos en la materia, al margen de sus quehaceres, no han necesitado ayuda estatal.

Por lo tanto volveremos a estar de acuerdo que necesitamos solución. Y la solución pasa por nosotros que somos los que elegimos y cuanto más preparado y sabio sea el voto, más preparado y sabio será el elegido.

Toda queja debe ir de la mano de una solución, ¿por qué tantos diputados si hay unanimidad de voto? ¿Por qué tantas duplicidades? ¿Por qué tanto despilfarro y corrupción? Solución: Menos diputados y cargos públicos y mucho mejor pagados. No tiene sentido, y si lo negamos, caeríamos en una demagogia barata, que un presidente del gobierno no llegue entre unas cosas y otras a 100.000 euros al año por la responsabilidad que ostenta. Si tuviéramos menos políticos y mejor pagados, accederían a esa responsabilidad gente muy formada y preparada, y tendrían menos tentaciones de meter la mano.

Es un sinsentido también que una mala gestión de un país no conlleve responsabilidades, cuando a un ciudadano en su profesión se le puede inhabilitar y sancionar de por vida por ese motivo. Menos sentido tiene todavía que por ostentar ese cargo la ley te proteja ante un delito cuando tendría que ser al revés. Un cargo público debiera dar más ejemplo que nunca y las penas debieran ser más duras incluso que la de un ciudadano de a pie.

Ante situaciones extraordinarias medias extraordinarias.

Un sinsentido que solo tiene solución con propuestas con sentido, con inteligencia y prudencia, porque mecanismos tenemos para no perder el rumbo y encontrar la mejor solución.

Javi Pacheco Doria

 

Etiquetado , ,

CATALUÑA Y ESPAÑA: LLAMADOS A ENTENDERSE

Todos hemos vivido momentos en los que  habremos experimentado la importancia de una correcta y eficaz comunicación, tanto en una relación profesional como personal.

Habilidades comunicativas en dónde saber escuchar juega un valor primordial, una posición que permite aconsejar, mejorar, unir, y poder repartir juego correctamente. Todo ello conlleva entrenamiento. Saber mirar, saber respetar y saber empatizar,  son el resultado de algo previo que permitirá un clima de confianza para una sincera y fructífera comunicación.

Es fundamental partir de la base que la posición contraria, no menos sabia, tiene sus razones, por ello desde el diálogo y la humildad se puede empezar a solucionar. Esa previa consiste en saber pedir perdón ante un error, en tener intención de mejorar, en luchar por unos valores de equipo que se alejen de absurdas individualidades y de un juego antideportivo que tanto daño hace.

El ejecutivo estatal y el catalán deben dar ejemplo por la enorme responsabilidad que ostentan.

Desde el momento que se cedió la competencia de educación a las diferentes comunidades autónomas de una misma realidad se crearon diversas historias. Una sociedad catalana que ha ido escuchando repetidamente que desde España nos roban, sin aportar debate inteligente, solo a base de mensajes envenenados que han manipulado la conciencia de sus ciudadanos. Y la culpa es de ambas partes.

Tenemos unos representantes políticos tan absolutamente irresponsables que si algo hay que cambiar urgentemente es precisamente el código penal para sancionar tanta barbaridad.

La lengua catalana hay que estudiarla y conocerla, pero no imponerla. Sin embargo si todos los catalanes hubieran recibido el mismo nivel de inglés que de catalán, idioma que no es un pijama para andar por casa, dicho sea de paso, a muchos nos hubieran hecho un favor a la hora de encontrar y progresar en un puesto de trabajo.

No tiene razón de ser actuar meramente por estímulos o motivos emocionales, la razón, el estudio de consecuencias o daños a terceros debieran ser considerados. No pasa nada por reconocer que uno no sabe de algo, la problemática florece cuando actuamos sin ese estudio previo, sin saber absolutamente nada racional sobre lo que defendemos.

No se escucha, se ataca, no se comprende, se humilla. Parece que la actitud negativa y pésima de unos se convierta en positiva al encontrar tanta mediocridad en nuestros representantes.

Una comunicación política en dónde las formas se pierden y  nadie parece querer entender al de enfrente.

Unos políticos  que obligan a cumplir la ley y ellos mismos incitan a no cumplirla, en ocasiones con declaraciones públicas que atentan contra el estado constitucional, contra toda lógica. Una pedagogía, una comunicación nefasta, cada día menos creíble, cada día más vergonzosa.

Ya es hora de una vez que den un poco de ejemplo, que estén a la altura de las circunstancias y que dejen de manipular y meternos en problemas que ni ellos sabrían solucionar.

JAVI PACHECO DORIA

Etiquetado , , ,